UNICA Barcelona

Las cosas que nos gustan de Barcelona.

El Palacete Albéniz y los Jardines Joan Maragall

El pasado domingo fuimos a visitar el Palacete Albeniz, escondido a la espalda del Palau Nacional (MNAC) y abierto al público con ocasión de las fiestas de La Mercè. Pero había tanta gente y nos gusta tan poco hacer fila que nos tuvimos que conformar con pasear por los magníficos jardines de Joan Maragall. Eso si, nos dieron un folleto que explica el Palacete de maravilla!

El Palacete Albeniz, de estilo neoclásico, fue construido como lugar de reposo para los reyes de España dentro del recinto de la Exposición Internacional que celebró Barcelona en 1929, coincidiendo con la urbanización de una parte de la montaña de Montjuic. La Familia Real contaba entonces con un Palacio Real en Pedralbes de reciente construcción, sin embargo se decidió que lo idóneo era que contara con una residencia dentro del recinto ferial. El proyecto del Palacete se encargó a Juan Moya, arquitecto de los “Reales Sitios”.

El derribo de dos de los pabellones de la Expo, el Palacio de las Misiones y el de Arte Moderno, permitió decadas después ampliar considerablemente sus jardines.

Clausurada la Exposición, fue propuesto como sede del Museo Municipal de Música con el nombre de Palau Isaac Albeniz, proyecto del que solo nos quedó el nombre. Finalmente, el ayuntamiento decidió ampliar con nuevas construcciones el Pabellón Real para dar al conjunto un uso representativo de la ciudad. Se remodeló el interior, se decoraron las nuevas estancias y quedó terminada la obra en 1970. De esta etapa son las pinturas de Salvador Dalí, que evocan alegoricamente la Ciudad y la Cultura.

El Palacete Albeniz resalta porque no sigue las pautas de la arquitectura mediterránea y catalana de la mayoría de los palacios y pabellones de la Exposición, sino que se encuentra más cercano a los gustos borbónicos y de la corte madrileña de principios de siglo.

En nuestros días se ha convertido en el lugar de acogida y recepción de visitantes ilustres de Barcelona, asi como la residencia que la ciudad ofrece a la Familia Real.

Los Jardines Joan Maragall, de estilo afrancesado, y con 3,6 hectareas, tienen su origen en los que diseño J.C.N. Forestier en torno al Pabellón Real  en 1929, y que fueron ampliados en 1970.

Las perspectivas, las diversas panorámicas, el conjunto de surtidores y saltos de agua (diseñados por Joaquin Casamor) y las 34 esculturas de gusto clásico y temática femenina dominante marcan el caracter de este jardín.

Un rincón de Barcelona que merece la pena una visita. Aunque los jardines solo están abiertos sábados, domingos y festivos, de 10h a 15h. La entrada, desde la avda. de L’Estadi (delante del estadio olímpico).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 27 de septiembre de 2012 por en Arte y Cultura, Historia, Rincones de Barcelona, Sin categoría y etiquetada con , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: